domingo, 14 de marzo de 2010

El deseo que tengo hacia ti


Cuando me invade el deseo, pienso en ti, y me imagino lo que estaría haciéndote en ese momento... No tienes ni la más remota idea de todo lo que me imagino contigo y entonces el deseo crece más y mas en mi interior...
Mi saliva vestirá tu piel desnuda;
Mis manos dibujarán  tu cuerpo delineando paso a paso con la punta de mis dedos ,
 un solo gemido brotará de tu garganta y de la mía... Y el deseo sigue creciendo, ahora tu piel como un abrigo cubrirá la mía y otra vez tu lengua será el cincel de mi tibio cuerpo y de nuevo llegaremos al jardín del deseo...

No tienes ni la más remota idea de todo lo que pasa por mi mente cuando el deseo por ti, crece dentro de mi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada