miércoles, 7 de abril de 2010

El viaje a ninguna parte.

Hice lo mejor que pude para sonreir
Hasta que tus ojos y dedos cantantes
Me atrajeron a tus encantadores ojos


Déjame abrazarte
Aquí estoy
Aquí estoy esperando para abrazarte.



Estoy tan desconcertado como un niño recién nacido
Estoy tan agitado como la marea
¿Debería quedarme entre las grandes olas?
¿O debería yacer con la muerte, mi novia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada